Revista Alas de Gaviota ingresa al Archivo Histórico Digital de Venado Tuerto

Por Mónica Muñoz

Pensar la memoria como una construcción social es un hallazgo de la sociología a partir de las investigaciones de Maurice Halbwachs (1877-1945). Así es como la memoria se convierte en objeto de estudio en los inicios del Siglo XX. En su libro La memoria colectiva (1925) el prestigioso psicólogo y sociólogo francés nos dice:

“La memoria de una sociedad se extiende hacia donde ella puede, es decir, hasta donde alcanza la memoria de los grupos de que está compuesta. No es por mala voluntad, antipatía, repulsión o indiferencia por lo que olvida tal cantidad de acontecimientos y personajes antiguos. Es porque los grupos que conservaban su recuerdo han desaparecido.”

Desde esta perspectiva es que nuestra revista hace foco en el inestimable valor que posee la existencia de un Archivo Digital en Venado Tuerto. Consultado su director, el antropólogo y archivista Pablo Ilari, nos cuenta:

“Podemos ubicar el nacimiento del Archivo Digital en el período que va desde el año 2015 al 2018, según el hito elegido. Formalmente, en el 2018 (con la constitución de la asociación civil); con la composición actual, en el 2017 y los gérmenes del proyecto se remontan a 2015. A principios de ese año, por iniciativa de un grupo de ciudadanos, comenzó a gestarse el proyecto del ‘Archivo Histórico’. En el 2016 dicho proyecto fue seleccionado por el Programa Espacio Santafesino de estímulo en la categoría Aplicación Web o Móvil. El objetivo era crear una página web donde se alojaran contenidos relativos a la historia de la ciudad. Con ese fin se va a avanzar en la digitalización de fotografías, libros y diarios, pero no se va a llegar a concretar  (por diferentes causas) la etapa de la publicación y difusión de este material. A fin de 2017, en vísperas de la inauguración del nuevo hospital de la ciudad, Dr. Alejandro Gutiérrez, se realiza una convocatoria para obtener fotos del hospital viejo y, con el impulso de nuevos integrantes del equipo de trabajo, se relanza el proyecto. Se modifica entonces el enfoque inicial de lograr una ‘biblioteca’ para identificarse como ‘archivo’. Nos planteamos en ese momento, también, invitar a la comunidad en general y a determinados actores claves.”

Al contenido del Archivo Histórico Venado se accede cliqueando en el siguiente vínculo: www.archivohistoricovenado.com.ar. Todas las consultas son contestadas rápidamente.  La sede física se encuentra en el edificio de la Universidad Tecnológica Nacional, ubicado en la intersección de las calles Castelli y Alvear de Venado Tuerto. Hasta allí nos dirigimos con la fotógrafa Ale Peralta  (www.instagram.com/alejandraperaltafotografia)  para poder ofrecer a nuestros lectores imágenes que muestran el interior de este valiosísimo espacio de la memoria colectiva de nuestra ciudad. Agradecemos a Pablo Ilari y a su secretaria la paciente atención durante nuestra visita -con un celoso protocolo Covid-19-, exhibiendo aquellos materiales que pueden ser observados sin cuidados extras, guiándonos y contando detalles, vicisitudes propias de las tareas de los archivistas e investigadores.

Haciendo un poco de memoria

Lo pasado pensado, diría el historiador  argentino Felipe Pigna.

 Nuestra revista ingresa al interior de este nuevo río hipertextual que es el Archivo Histórico Digital de Venado Tuerto, haciendo posible otra lectura y una puesta en valor de los discursos que la habitan, como así también de la producción artístico-literaria-psicoanalítica de numerosos autores. Podemos determinar como fecha de nacimiento la de la primera publicación: Octubre del 2005 en Venado Tuerto. Su cuna fue de papel como también lo era la de la mayoría de las publicaciones de la época. Pasaría bastante tiempo hasta que la digitalización tomara las riendas y diera un giro copernicano a la práctica de editar.

A continuación reproducimos el texto de nuestro primer editorial:

“Hay una palabra por venir

No habita el diccionario

Existe en el espíritu del poeta

Opera como llave, como cielo, o mar, horizonte y desvelo

Labora silenciosa en las multitudes

Se hace imagen para desaparecer al instante

Nos persigue. Nos acosa. Nos desvela. Pide clemencia.

Nos desea.

La palabra corre peligro, se siente gacela acechada 

Disfraza su tiempo cambiando de ropas, de sonidos.

Nos elimina con la elegancia de un animal joven.

Sus insinuaciones seductoras retoman el pensamiento

Y la historia se repite otra vez, cada vez.

Escribo desde el ala de una gaviota, en el sutil trazo que deja su movimiento en el agua Repitiendo el gesto amplio de su vuelo. Y su condición extensa con los vientos

Abierta a la gracia del sol y de todas las lluvias

Con la precariedad misma de todo lo humano

Advertida de que no hay dogma que ampare en forma benigna ningún deseo.

Que la creación poética no es un bien que admita las regulaciones de la economía de mercado.

Tomamos las palabras del poeta argentino Roberto Juarroz cuando nos dice, atinadamente: «la creación poética es para mí la más poderosa victoria sobre la soledad».

Alas de Gaviota es un esfuerzo de poesía que pretende convocar, sumar, multiplicar las voces poéticas que revelan nuestra tierra, nuestra esencia y diversidad.

En busca de la palabra por venir

Iniciando, hoy, así, el vuelo

A puro canto.»

Alas de Gaviota Nº 1

Pasados dieciséis años, podemos calificar a este texto iniciático como presagio que opera todo el tiempo desde un lugar recóndito. Es más, nos atrevemos a decir ahora que es nuestro tesoro oculto dentro de un arcón precioso en una isla desconocida. Nuestra brújula. Organiza nuestra travesía. 

Hablar de la trayectoria de nuestra publicación implica contar que atravesamos tres etapas: una primera en papel, treinta páginas. Poesía, psicoanálisis, teatro y reproducción de obras de artistas plásticos en blanco y negro. Más Dossiers, en cuerpo independiente, destinados a tratar temáticas literarias específicas. Una segunda etapa, también en papel, con más páginas y el plus de reproducciones de obras de arte en color dispuestas en el interior de la revista para extraer y enmarcar.  Actualmente estamos transitando la tercera etapa: somos una revista digital: www.alasdegaviota.com.ar, gracias al fundamental trabajo de  edición y realización de videos de la poeta, investigadora y crítica egresada de la Universidad Nacional de las Artes de Buenos Aires, Rose Marie Guarino (www.rosemarieguarino.wixsite.com/escritura-critica).

 Poetas, pintores, psicoanalistas, teatreros, escritores, músicos, cantantes, fotógrafos, escultores, editores y diseñadores gráficos de Venado Tuerto compusieron cada edición. Integrados con otros talentosos creadores provenientes de diferentes lugares de Argentina, Latinoamérica y el mundo, armaron un nuevo mapa discursivo. Una trama textual novedosa y diversa. Pasado el tiempo, quienes hacemos Alas pensamos que una de las lecturas posibles de nuestra revista es permitirnos ubicar lo pensado, escrito y decible en un momento determinado de la historia de nuestra América. Actualmente, también se pueden leer y descargar de forma gratuita todos los números publicados en la Primera y Segunda etapa, en la web de la revista, en la pestaña Números Anteriores.

Los pueblos más heridos por la crueldad de la humanidad cuidan celosamente su memoria colectiva. Los argentinos aprendimos a investigar y analizar con sumo cuidado cada uno de los sucesos fundamentales de nuestra vida como país y construimos un campo de investigación científica que está en permanente evolución. 

Cada memoria es la memoria de los otros.

Vistos 169 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *