Renacimiento de Venus

Entrevista con la fotógrafa Antonella Carbini

Por Mónica Muñoz

pintura, la nascita di venere, botticelli, el nacimiento de venus, pintura al óleo, obra de arte, arte, lienzo, diosa, representación humana

El Nacimiento de Venus, pintura renacentista de Franco Botticelli, está considerada en la actualidad como una obra revolucionara para su época. La aparición de un cuerpo desnudo sin pretextos religiosos ni mitológicos encandiló al oscurantismo religioso y a las élites culturales de su tiempo.

Antonella Carbini (Instagram: @a.a.carbini), joven fotógrafa argentina, nos cuenta las razones por las que nombró Venus a su primera muestra fotográfica que se exhibió durante todo el mes de marzo en Andén -espacio cultural terapéutico ubicado en Venado Tuerto,  Instagram: @anden.vt- en sintonía con el Mes de la Mujer:

«Venus nació de todas esas fotos que habían quedado archivadas de un proyecto nulo que no tenía nombre siquiera y Javier Capobianco, de Nexo 33 (Instagram: @_nexo33),  me invitó a mostrar mis obras en Andén por el Mes de la Mujer, tema que me super interesa y me sumé encantada a la realización.»

Nexo33

Nexo33 es un espacio regional de arte que tiene como objetivo la socialización de obras de diferentes artistas emergentes de la región del sur de Santa Fe. Paralelamente se habilita a la vinculación entre artistas para propiciar el enriquecimiento cultural.

El espacio nace en el año 2020 bajo la modalidad virtual, dado el contexto pandémico en el que se desarrolla. El nombre del mismo tiene una connotación hacia la primera muestra que se realiza en el marco de este proyecto, la cual une a tres artistas de la región (Firmat, Murphy y Venado Tuerto), donde las tres ciudades tienen un componente geográfico que los une que es la Ruta Nacional 33. Posteriormente se toma como referencia estas similitudes geográficas y se realizan muestras virtuales donde participan diferentes artistas de la zona. Al día de la fecha la muestra ha trascendido de estos “límites” y participan del espacio artistas de diferentes provincias y países.

Nexo33 es un proyecto que surge de la necesidad de construir espacios donde artistas con trayectoria y sobre todo emergentes puedan exponer sus obras y trascender más allá de sus propios contextos. Existe una idea sólida de que en el marco de este espacio tanto lo colectivo como lo individual se retroalimente de una manera necesaria.

A partir del mes de noviembre del 2021, Nexo33 cuenta con un espacio presencial, habilitado por la Institución Andén – centro terapéutico cultural, en la ciudad de Venado Tuerto, Santa Fe, en la dirección 2 de Abril 777. Aquí se continúa llevando a cabo esta labor, ampliando las posibilidades de las/os artistas de continuar creciendo en sus proyectos y ampliando los vínculos entre la comunidad y el arte.

Cabe aclarar que la modalidad virtual del espacio continúa desarrollándose paralelamente con el objetivo de seguir ampliando la visibilidad del proyecto y por ende de los/as artistas.

AC- Cuando estudiaba Diseño Gráfico en ICES, cursé la materia Historia del Arte y me llamó mucho la atención el arte del Renacimiento. Creo que  esto determinó el estilo actual de mis fotos: las luces y sombras, mostrar el cuerpo humano de cierta manera. La idea del cuerpo femenino que veo reflejada en Venus. Siempre nos impusieron que la mujer debe ser de determinada manera ya sea físicamente o con comportamientos y  lo que yo quería representar era otra cosa. Mostrarlo de una manera sensual, romántica, erótica. Con delicadeza. Como es la mujer, digamos y en todos los cuerpos, mostrarlo tal cual es.

«ANGÉLICA», PH Antonella Carbini

MM- Un rasgo interesante de tus fotografías es que el foco está puesto en una línea, borde o curva. Lo que muestras es un rasgo que punza, interpela al observador.  De alguna manera dialoga con las ideas de aquella performance que ideara y dirigiera Emilio García Wehbi allá por el 2014 y se llamó  58 indicios sobre el cuerpo (ver apartado al final de la entrevista).

AC- Me gusta mucho lo que son detalles desde el punto de vista de complejos. Hay partes que una no quiere mostrar y una vez me pasó que no me gustaba una parte de mi cuerpo, y me empecé a retratar. Entonces se produce algo mágico: una comienza a mirarse -porque una a veces no quiere mirarse-  y entonces te decís: ah bueno, no es tan feo. Es como raro, incómodo, pero te empezás a ver desde otro lado y con elementos y con otra composición te das cuenta de que es arte y te das cuenta de que: Ah, esa soy, que lindo. Aquello que nos incomoda puede ser arte.

«ASTRID», PH Antonella Carbini

MM- Los desnudos fotográficos han sido –en general- nombrados como pornográficos.

AC- En mi caso, quiero sacarlo del lado en que el desnudo tiene que ser objeto sexualizado. Para mí el cuerpo no debería ser visto así,  pero el sistema te impone eso,  te lo hacen ver así. Dejar de ver el cuerpo como objeto sexual. Por eso me pareció bueno tomar este punto de vista. Por ahí la gente no puede separar  lo que es un desnudo artístico de lo que es pornografía.

Por eso una tiene –muchas veces-  críticas cuando trabaja con desnudos. Críticas que me costó un poco superar para mostrar mis trabajos porque yo nunca expuse antes. La experiencia fue bastante intensa, gratificante. La gente se acercaba y me preguntaba cosas. Recibí felicitaciones y esto fue super importante para mi.

«MUSA», PH Antonella Carbini

MM- Todas tus fotografías son en blanco y negro?

AC- Sí. Monocromático. Blanco y negro por las luces y sombras que se notan más porque a veces en color resalta algún matiz que no deseo. En general edito poco y lo que muestro es lo más crudo posible.

MM- ¿Como compones tus fotografías?

 AC- No pienso muchos las fotos y sí tomo un elemento que me atrae. La idea principal es una que me surge viendo a otros artistas o películas, lo que sea que me haya llamado la atención. Tengo la idea principal, convoco gente o lo hago conmigo, autorretratos que también me gustan mucho, y bueno: un elemento y la idea principal se empieza a hacer, determinada pose, determinado rasgo, cierta iluminación y en la sesión va fluyendo. Termina una obra totalmente distinta a la pensada pero es original, digamos.

«TEMPLANZA», PH Antonella Carbini

MM- ¿Con quiénes te formaste como fotógrafa?

AC- Las técnicas y los modos de manejar la luz me los enseño mi tía, Claudia Carbini; ella me enseñó todo lo que es el manejo manual de la cámara en fotografía digital. Luego fui tomando cursos en distintas escuelas y es lo que sigo haciendo en la actualidad. Hago únicamente digital. Uso la lente que me trajo la cámara y luz natural. Me gusta mucho sacar fotos con luz natural.

Luego, en la compu, retoco lo mínimo, porque no me gusta mucho lo artificial, me gusta que siga siendo real, digamos, porque uno en la fotografía juega con lo que es real y no. A mí me gusta dejarlo lo más crudo posible Por ahí puedo exponer un poco más determinado fragmento que yo quiero que se vea o resalte, pero siempre jugando con las luces.

«ALTAR», PH Antonella Carbini

«FLORECER», PH Antonella Carbini

«FLUYENDO», PH Antonella Carbini

«INSTINTOS PRIMITIVOS», PH Antonella Carbini

«MARCAS DE GUERRA», PH Antonella Carbini


COMMUNITAS (publicación) - Emilio García Wehbi

En julio del año 2014, Emilio García Wehbi estrena en Buenos Aires una performance llamada 58 indicios sobre el cuerpo, basada en el trabajo homónimo del filósofo francés Jean Luc Nancy. En esta obra cada uno de los performers se desnudaba a su turno arrojando su ropa a una pila y de un tarro con barro sacaban una porción para pintar una parte de su cuerpo. Las fotografías de aquella obra -realizadas por Nora Lezano- compusieron un registro que podemos apreciar en Communitas, un libro en papel editado por Planeta -también disponible en e-book-  con textos de Emilio García Wehbi y prólogo de Gabo Ferro.

“En todo o en parte se lo pesa, se lo valora, se lo divide, se lo nombra, se lo conoce, se lo ignora, se lo recupera, se lo representa, se lo carga y descarga de cosas, fluidos, saberes, ideas y símbolos. Lo colocamos –o se coloca- en un lugar del mundo real y en el ideal. Se para, se sienta, se mueve, se muere. Se queda, viene y va. Lo medicalizamos, lo drogamos, lo abandonamos, lo recuperamos, lo perdemos, lo biologizamos, lo naturalizamos, lo ficcionalizamos, lo contamos, lo pensamos, lo engordamos, lo adelgazamos, lo operamos, lo cortamos,  lo agregamos y desagregamos, lo entregamos, lo soltamos, lo frenamos, lo aceleramos, lo pedimos, lo imaginamos, lo hablamos y hacemos hablar, lo exprimimos, lo hidratamos, lo olvidamos, lo bailamos y hacemos bailar. Está presente. Está ausente. Está.”

Fragmento del prólogo a Communitas, titulado «El espejo enfermo, un nuevo juego de pelota y los más de cien volando», por Gabo Ferro:

Algunas frases de García Wehbi para entremezclar con esta nota y, en el picoteo, ampliar sentido:

«El cuerpo -o su noción- nace en las cuevas de Altamira, entre garabatos de búfalos; en la arcilla que modela la esteatopigia de la Venus de Willendorf; en la dimensión cósmica de las líneas de Nazca. Antes no existía. Había hombre, pero no cuerpo. El cuerpo se transforma en tal cuando adquiere su capacidad de representación.»

«Pero nunca es obsceno. En todo caso lo será el ojo del que lo mira, el oído del que lo escucha, la nariz del que lo huele, la mano del que lo toca, la lengua del que lo lame.»

«Las cicatrices son como los textos herméticos del Renacimiento impresos en la piel: indicios de un pasado vivido, mágico, incógnito y a veces cruel.»

«Un cuerpo nunca es solo lo que se ve.»

LIBRO: COMMUNITAS . Emilio García Wehbi y Nora Lezano. Planeta. Buenos Aires, 2015

Vistos 183 total views

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *